El susurro de los espíritus de la selva: el Chuchuwasi

Remontémonos un poco en el tiempo y viajemos al corazón de las tradiciones. En la Amazonía, las plantas tienen una dimensión "física" y una "espiritual". Son seres vivientes capaces de comunicar. Según las creencias que todavía se cuentan aquí en la selva, todos los vegetales están protegidos por una “madre” que es a la vez espíritu del vegetal y guardián de sus virtudes

En el caso del Chuchuwasi, su espiritud se presenta bajo la forma de un viejo enanito que aparece en los sueños para enseñar sus secretos. Dirigirle una oración y ofrecerle tabaco antes de tomar la corteza del tronco (parte más usada) para no provocar la ira de la criatura, y por el contrario, apelar a su bondad y su poder curativo.

Esta corteza ha sido utilizada desde hace siglos por las diversas comunidades de nuestra selva por sus propiedades medicinales y afrodisíacas. Se creía que para obtener un mayor efecto curativo se debía sacar una parte del árbol por donde sale el sol (chuchu) y por donde se oculta el sol (huasha).

Además de sus efectos positivos sobre el apetito sexual, el Chuchuwasi es regulador del aparato reproductivo, promueve la fertilidad femenina, regula la menstruación, y reduce fuertemente los desagradables síntomas de la menopausia ayudando a las mujeres a pasar por esta etapa.



Comentar en esta publicación (2 comentarios)

  • Jenny dice...

    Hermosa chuchuhuasi, hermosa medicina…ustedes ya no tienen en cápsulas?

    19 junio 2017

  • mary dice...

    que bella es nuestra selva llena de prodigios curativos

    22 abril 2016

Dejar un comentario